DESTACADOS

HOME · Ciudad

Carolina Arias, muebles con historia

Mayo 15, 2015 / admin

Descubre a esta diseñadora que recorre el puerto en búsqueda de tesoros para restaurar

  • Suscribete

Radicada en Valparaíso, la periodista y diseñadora autodidacta, Carolina Arias, recorre el puerto en busca de objetos y muebles en desuso para transformarlos en fabulosas propuestas que ya forman parte de Bazar La Pasión, su marca homónima.

portada (32)

¿Por qué elegiste desarrollar el Upciclying?
Empecé -hace más de ocho años- de manera instintiva sin saber que existía una definición de este trabajo. Se hablaba mucho de técnicas de reciclaje, de cómo ser amigable con el medio ambiente, y mi única manera de colaborar era no desperdiciando nada de lo que consumía. De pronto, me llené de retazos de tela: tenía que darles un destino pero no sabía cuál. Así es que comencé a tejerlos a mano (sin palillo) hasta dar con una gran frazada de muchos colores. Me di cuenta que esos retazos por sí solos no tenían ni un valor pero que la frazada era sumamente valiosa, entonces fue cuando encontré el potencial en otros materiales como maderas, fierros, desechos y telas. Toda esa materia prima se podía transformar en un objeto útil, estéticamente decorativo o una pieza de vestir de infinita elegancia. Y es lo que hago hasta hoy.

¿De qué lugares recolectas los muebles y telas?
No tengo un lugar específico para encontrar telas y muebles. ¡Simplemente llegan! Por lo general, las personas me buscan, me llevan a sus casas y me venden muebles que ya no les son útiles. También encuentro algunos en la calle.

¿Todo sirve?
No, me ha pasado que invierto tiempo en salvar un mueble o tela pero las termitas y polillas llegaron antes que yo y ya no puedo hacer nada. Otras veces los muebles o telas son de muy mala calidad. A Chile está llegando mucha tela sintética y la verdad evito trabajar con ella.

contenido2 (16)

¿Cómo es el proceso de restauración? ¿lo puede hacer cualquier persona?
Establezco una relación de romance con los muebles.  Me ha pasado que no logro involucrarme con alguno y nunca lo termino. Pero la mayoría de las veces lo investigo, lo reviso por completo, lo limpio y pulo, le pongo tarugos de madera si es necesario, lo sello, barnizo o pinto. Todo dependiendo del mueble y lo que proyectemos en él. Me parece que cualquier persona puede hacerlo, mi trabajo con los muebles es absolutamente empírico.

¿Es el mismo proceso con la ropa?
El vínculo que establezco con la ropa es muy similar a la del mueble, hay mucha entrega y cariño. Además, cada uno de estos elementos guardan una historia que a veces logro armar a través de lo que me cuentan sus dueños. Por ejemplo, el año pasado utilizamos un telón del antiguo Teatro Real de Valparaíso para crear una cápsula de abrigos únicos.

¿Qué podrías contarnos de tu nueva colección?
Este invierno estamos trabajando con arpillera teñida. La arpillera es un material que uso desde mis inicios. Es fundamental para tapizar muebles. Si bien es difícil de trabajar, tiene como bondad ser un textil muy liviano y abrigador, entonces es un placer llevarlo puesto. La arpillera es poco convencional en el vestuario, así que sin duda llamará mucho la atención.

contenido03 (1)